14 de agosto de 2015

Cosas que "la ciencia y la razón no pueden explicar"...

La mayoría de las veces cuando las personas dicen cosas como "Hay muchas cosas que la ciencia no puede explicar" o "Esto que me pasó no tiene una explicación racional" lo que en realidad están diciendo es "Esto tiene una explicación lógica y científica, pero dicha explicación no me satisface emocionalmente"" (o "estoy decidiendo ignorarla" o "no concuerda con mi visión del mundo").

Y sí, hay varias cosas para las que la ciencia o la lógica aún no tienen respuestas o explicaciones completas, pero eso no hace que las explicaciones sobrenaturales/esotéricas sean correctas por default; éstas tendrían que sostenerse por sus propios méritos y argumentos y normalmente no lo hacen. Como dice una frase que leí hace poco; decir "las explicaciones acientíficas son ciertas porque la ciencia no tiene todas las respuestas o a veces se equivoca" es como decir "las alfombras voladoras son un método de transporte funcional porque los automóviles a veces no funcionan o se descomponen".

Aún así, normalmente las cosas que la ciencia actual encuentra difíciles de definir, explicar o entender son sobre temas muy avanzados que poco tienen de aplicación INMEDIATA en nuestras vidas...y no son a esas cosas a las que normalmente se refiere la gente cuando usa esas frases, sino a cosas de la vida diaria que facilmente tienen explicaciones racionales/científicas...sólo que estas no nos hacen sentir especiales, amados, perdonados, con un propósito...


"Vi una sombra parecida a un familiar muerto","Mi ser querido recién fallecido vino a mi en sueños y me dejó un mensaje", "Algo apareció movido/roto/se escuchó un ruido en mi casa y no había nadie que lo hiciera" o cosas parecidas son cosas que se pueden explicar de varias maneras, pero siempre que alguien lo hace notar recibes respuestas como "No me lo imaginé", "No estoy loco", "Todo parecía demasiado real para que fuera solamente un sueño/alucinación", "Yo sentí que era real/Me sentí mejor/Pude sentir su magia/presencia", étc. Todos estos son frases que en vez de apoyar la idea de que son "cosas que la ciencia no puede explicar" demuestran realmente qué hay detrás de la mayoría de estas situaciones: necesidades emocionales.

Algunas de estos comentarios como "No me lo imaginé" o "No estoy loco" provienen de una total ignorancia de la mente humana y lo comunes que son las alucinaciones, el "imaginarse cosas", el encontrar patrones en donde no los hay, sobre todo en momentos de duelo, estados alterados (ebriedad, por ejemplo o emocionales), antes de despertar o de quedarnos dormidos, cuando nos sugestionamos...

No necesitamos estar "locos" (que aparte me parecen frases completamence despectivas hacia las personas con enfermedades mentales) para experimentar alguna de estas cosas.

Hay estudios que muestran que, por ejemplo, las alucinaciones (en cualquier modalidad sensorial) son comunes en muchas personas y no necesariamente relacionadas a condiciones psiquíatricas1.

Tenemos también el caso de la pareidolia, que es el encontrar figuras o imagenes reconocibles en donde no las hay (el típico ver figuras en las  nubes, fuego, estrellas étc, pero también las apariciones de "imagenes" de santos, ver caras y otros en objetos y fondos...) que si bien es un fenómeno que no se comprende del todo aún, al parecer tiene que ver con la selección natural favoreciendo la habilidad de indetificar a otros individos (potenciales amenazas o aliados) e interpretar el estado emocional de estos de manera automática y rápida; para nuestros ancestros cazadores-nómada el costo de reconocer un objeto inanimado como una cara animal o humana (posible amenaza) y que al final no fuera nada, era menos que el de no reconocerlo y ser atacado2 y es una habilidad que está aún presente en nosotros, es completamente común y no tiene nada que ver con "estar loco".

Parecido es la inclinación que tenemos de idear explicaciones complejas, románticas o sobrenaturales o darle narrativa a cosas que solo pasan por azar, caóticamente o que no están relacionadas, por ejemplo, ver como resultado de una oración/hechizo/limpia cualquier cosa positiva que nos pase o mejoría que sintamos después de estos, básicamente cualquier cosa que sea rechazar en automático la explicación más sencilla (el viento lo movió, rechinó la madera por el calor, fue una casualidad, la enfermedad simplemente pasó, mi estado de ánimo cambió y cambié mi forma de actuar en consecuencia, étc). La propensión darle a todo un significado también parece ser una característica heredada como una habilidad que les fue útiles a los primeros humanos para comenzar a entender sus alrededores.

Estas tendencias nos vienen de manera natural "instaladas" en el cerebro porque en su momento tuvieron (o aún tienen) ciertos beneficios para nuestra supervivencia y desenvolvimiento diario como seres sociales, pero no dejan de tener efectos secundarios que hoy en día afectan más que ayudar.

El que algo nos haga "sentir mejor" en un primer momento o nos brinde alguna especie de consuelo o placer emocional no significa que a la larga no puede volverse un escape o creencia que nos retrase en nuestros ciclos de duelo, maduración o en nuestra percepción de la realidad. Si bien en sí no tiene nada de "malo" que ELIJAMOS creer en estas cosas, pienso que es importante al menos estar al tanto de que, como humanos, estamos inclinados a creer y ver cosas que no son reales, para saber diferenciar cuando alguna creencia mística o romántica que tenemos no tiene mayores consecuencias que el hacernos "sentir bien" mediante el autoengaño a cuando puede afectarnos de maneras más importantes, por ejemplo, hacernos víctimas de los charlatanes (adivinos, curanderos, médiums...) que se aprovechan de esas necesidades emocionales para lucrar, engañar y aprovecharse de las personas.

___________________________________________
1.-Prevalence of hallucinations and their pathological associations in the general population - Maurice M. Ohayon, Sleep Disorders Center, Stanford University, School of Medicine.
2.- Faces, faces everywhere de Elizabeth Svoboda, artículo para The New York Times.

3 comentarios:

Blog abierto a comentarios anónimos, aunque se tiene en alta estima el comentario del usuario identificado. Comentarios contrarios o críticas no serán eliminados a menos que contengan insultos, apología del odio o agresión.