25 de marzo de 2014

La nueva "Cosmos"


El pasado 9 de marzo se estrenó, entre gran fanfarria y expectación, la secuela/remake de la famosa y entrañable serie de Carl Sagan, Cosmos: A Personal Voyageque en esta nueva entrega lleva por nombre Cosmos: A Spacetime Odyssey.

Desde meses atrás, cuando se anunció el comienzo de la producción de esta continuación, a cargo de su viuda Ann Druyan (que también produjera la serie original) y Seth MacFarlane (mejor conocido como el creador de Family Guy) y presentado por el popular astrofísico Neil deGrasse Tyson, no se dejaron esperar diversas reacciones. Muchos la esperábamos con ansias y otros estaban más escépticos sobre si se debería intentar recrear algo tan emblemático como lo que Sagan logró con la entrega original de la serie.

Y el día del estreno llegó. Hubo mucha conmoción (relativamente hablando, obviamente no es el SuperBowl), según el propio MacFarlane, sumando las cifras de los varios canales en los que se transmitió (Fx, Fox y NatGeo) 12 millones de personas sintonizaron el estreno... y las  opiniones no se dejaron esperar.


La mayoría de las reacciones fueron positivas aunque también hubo críticas sensatas y por supuesto también hubo reacciones acaloradas de parte de grupos religiosos, pero esas a mi parecer eran de esperarse. La serie original tuvo su buena dosis de ataques y odio de parte de creacionistas y religiosos y no había porqué esperar que la nueva no las tuviera. También llamó la atención cierto incidente en Oklahoma donde una cadena televisora local afiliada a Fox, la KOKH, cortó "accidentalmente" una sección del capítulo en el que se mencionaba la evolución.

En lo personal dicho primer capítulo me pareció un excelente comienzo para esta nueva entrega de Cosmos, aunque concuerdo hasta cierto punto con los que criticaron la inclusión de la historia del monje dominico Giordano Bruno (ejemplos de dichas críticas, aquí, aquí y acá). No me parece del todo mal e inadecuada la historia, en su día Sagan también incluyó personajes que no eran necesariamente científicos en la narrativa de la serie (Sagan usó a Hipatia de Alejandría , por ejemplo) y me gustó que Tyson sí aclara que Bruno no era científico y que sus conclusiones no se habían alcanzado mediante el método científico, sino que era un ejemplo de afinidad intelectual con la ciencia y la persecución de la iglesia a ideas contrarias a sus dogmas; sin embargo creo que usar dicha historia en el primer capítulo de la serie, que muchos curiosos no fans de la ciencia y no adeptos de la serie original estaban viendo por curiosidad o moda fue contraproducente. Ya en el casi final del episodio pasé el trago medianamente amargo con una deliciosa y emotiva escena que no les voy a spoilear, pero que merece mucho la pena ver y en lo personal me puso la piel de gallina y creo que hasta una lagrimita sí derramé.

Desde el estreno tenía ganas de comentar mi agrado por esta secuela/remake de Cosmos, sin embargo quise esperar un poco a ver un par de capítulos más y ver si la calidad se mantenía y sí lo hace.

El segundo capítulo Some of the Things That Molecules Do es hasta ahora mi favorito. El capítulo está enfocado en sus totalidad en la evolución: habla sobre la selección artificial en el ejemplo más cercano que tenemos, los perros y lo compara con la labor de la selección natural en la formación de todas formas de vida que conocemos, también aborda la evolución del ojo (esa alegoría TAN recurrida por los creacionistas). Corta eso KOKH.

El tercer capítulo, When Knowledge Conquered Fear nos expone el regalo que el desarrollo científico nos ha dado: el abordar y comprender el mundo racionalmente y maravillados en vez de con miedo y superstición (ft Isaac Newton, Edmond Halley & Jan Oort)

Creo que está por demás, aunque tal vez es imposible dejar de hacerlo, comprar la serie con el legado de Sagan. No es la misma Cosmos y no hay manera de que la sustituya, de hecho dudo mucho que sea lo que se pretenda hacer. A space time oddysey, es una continuación, un homenaje y una actualización de lo que Sagan nos dejó. La ciencia, sobre cualquier otra cosa en la sociedad humana, cambia y se actualiza y si bien la serie original era consciente de eso y por lo mismo no se confiaba únicamente en datos, sino en formas de pensar (la ciencia como modo de pensamiento vs la ciencia como cuerpo de conocimiento), hay algunos detallitos que se van quedando desactualizados y esta nueva entrega ofrece la oportunidad de refrescar ese conocimiento a la vez que abre la ventana a explorar nuevos y más modernos tópicos y personajes históricos importantes para la ciencia.

En cuanto al formato de la serie en sí, me encantó. Neil deGrasse Tyson no es Carl Sagan y él lo sabe y no está tratando de imitarlo. Sagan era un amigo íntimo y cuasipaternal y Tyson es el tío cool que todos quisiéramos tener. La combinación entre remake (las partes que se basan en la serie original, pero actualizadas, ya sea en información o visualmente) y secuela (los nuevos tópicos que se abordan) me gustó bastante y creo que fue la elección perfecta para mantenerse fiel a sentimiento de A personal voyage y al mismo tiempo ofrecer algo nuevo. Los efectos visuales agradecen bastante la actualizada (por mucho que ame la serie original la verdad sufría con algunos efectos que se veían super cutres), la nave de la imaginación se ve mejor que nunca y la nueva música es sencillamente exquisita.

La serie se transmite en EEUU los domingos a las 9 de la noche en FOX y la noche siguiente en NatGeo. En latinoamérica se puede ver en dichos canales el siguiente martes después de cada transmisión en EEUU. Por supuesto la serie también se puede encontrar online en variedad de páginas como Cuevana y Seriesyonkis desde el domingo terminando la transmisión de cada capítulo.

Esta entrega es una nueva Cosmos para las nuevas generaciones. No puedo más que agradecer que se vuelva a abir esta ventana de inspiración para, esperemos, muchos nuevos televidentes y de nostalgia para los que vimos la original. Enhorabuena por la atención y debate y conversación que está generando (¿cuándo fue la última vez que un documental generó este nivel de interés?). Mi deseo: que Cosmos se ponga de moda y haya muchos memes y muchos chistes sobre ella, que ofenda, que inspire, que haga ruido. De eso se trata eso de la divulgación científica, de divulgar y llegar al mayor número posible de personas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blog abierto a comentarios anónimos, aunque se tiene en alta estima el comentario del usuario identificado. Comentarios contrarios o críticas no serán eliminados a menos que contengan insultos, apología del odio o agresión.