6 de marzo de 2013

7 de 50+ libros al año: «Historia de la vida cotidiana en México I. Mesoamérica y los ámbitos indígenas de la Nueva España»

Siempre recibo muchas críticas porque constantemente hablo de mi aversión a los festejos patrióticos (más que a ellos, a la forma en que se celebran), el orgullo nacional irracional e idiótico y algunas otras cosas similares que la gente interpreta como “ser un buen mexicano” y que a mí más bien me parece un pseudo-patriotismo rancio, barato y caduco.

Mi definición de patriotismo consiste en conocer la verdadera riqueza cultural, histórica, étnica y artística de mi país; en tratar de mejorar la sociedad que lo conforma tanto en mi vida diaria como señalando lo que está mal con esa sociedad.

Precisamente esa hambre que tengo de conocer la cultura mexicana es lo que hizo que cuando me enteré de la existencia de la colección Historia de la vida cotidiana en México editada por el Fondo de Cultura Económica en 5 tomos casi creo que me temblaron las rodillas de emoción.

Hasta ahora solamente he podido adquirir el primer tomo, pero los otros cuatro están en mi lista inmediata de compras y en cuanto esté en mis posibilidades caerán en mis garras.

El contenido del primer tomo, Mesoamérica y los ámbitos indígenas de la Nueva España, nos es descrito de la siguiente manera en la contraportada:
En este volumen […] se exploran las condiciones de vida de los pueblos indígenas de México, desde los orígenes de la civilización mesoamericana hasta la época colonial. Con datos obtenidos en contextos arqueológicos, en códices pictográficos y en fuentes escritas, se examinan asuntos como la organización del espacio doméstico, el orden urbano, la alimentación, las relaciones familiares, la delincuencia, la conducta corporal, la salud, la sexualidad, las rutinas religiosas, las costumbres cortesanas, entre otros.

Al ser una obra de tan gran envergadura y que abarca tantos aspectos, periodos y temas, obviamente no está escrita por una sola persona. El libro está dividido en tres grandes secciones: El pasado remoto, La vida en el valle de México y sus alrededores en tiempos de la hegemonía Mexica y Conquista y transformación de las sociedades indígenas y esas secciones a su vez se subdividen en varios capítulos cada uno escrito por un autor distinto. Algunos autores escribieron varios capítulos, siendo el más notable Pablo Escalante Gonzalbo que escribió la mayor parte de los capítulos que conforman la sección dedicada a los mexicas (y es también el coordinador de la obra).


Como el título de la misma da a entender, la obra se centra en los detalles íntimos, familiares, individuales y cotidianos de la historia mexicana en contraste con los eventos “importantes” y “espectaculares” con los que normalmente se construye la historia. Cuando estos se mencionan es solamente para dar paso a la exposición de los matices cotidianos de esos eventos, por ejemplo al hablar de la guerra entre las sociedades indígenas mexicanas, en vez de nombrar batallas o fechas en que estas pasaron se habla la manera en que el individuo se preparaba para ella, la manera en que la veía, la manera en que actuaba en caso de victoria o en caso de derrota, etc.

Siempre he sido muy fanática de esa clase de detalles en los libros de historia, así que tener un libro (¡una colección!) dedicada enteramente a ellos es poco más que encantador para una persona como yo.

Las temáticas que aborda el libro son muy variadas y abarcan todo el espectro de la existencia humana: desde lo público hasta lo más íntimo, de lo diario a lo festivo, de lo celebrado a los castigado…

Un aspecto que en lo personal también me encantó es que, a pesar de que una gran parte del libro está dedicada a las culturas del centro, este no trata únicamente sobre ellas, sino que dedica varios capítulos a la historia de las culturas del sur y el norte del país y examina aparte a cada grupo con el fin de describir ampliamente las costumbres de cada uno, antes y después de la Conquista, así como los distintos métodos con que esta se llevo a cabo y las distintas maneras en que cada sociedad reaccionó ante ella.

Y me gustó especialmente ese aspecto porque a veces, el poco conocimiento que recibimos sobre nuestra historia prehispánica está muy enfocada a la historia de los mexicas y muchas veces se ignora a lo mayas (aunque ahorita anden causando furor, es más moda que historia) y las culturas del norte del país, genéricamente llamados chichimecas. Me parce que el conocimiento de las diferencias entre esas culturas y las maneras y periodos distintas en que fueron conquistadas nos ayuda a entender diferentes aspectos de la cultura actual en diversas regiones del país.

En ese mismo sentido, me encanto darme cuenta de tantas y tantas costumbres y formas de ser del mexicano actual que tienen trasfondos milenarios, y no me refiero solamente a costumbres (actos específicos reales, como costumbres gastronómicas o términos lingüísticos), sino a formas de ver el mundo, las personas que nos rodean, detalles del imaginario colectivo inconciente y que a veces no nos damos cuenta que heredamos como sociedad desde ese entonces.

Algo que podría mencionar como puntos flacos (para no nada más echarle rosas) es, primero, que al estar cada capítulo escrito por una persona distinta, la calidad expositiva cambia de un capítulo a otro y hay al menos dos que son, francamente, no muy buenos, o al menos me parecieron algo aburridos, aunque no son totalmente malos; y segundo, que es un libro que, me parece, está escrito de una manera que no busca ser para toda clase de público o que al menos no es completamente amigable con el lector común; aunque tampoco es un libro completamente erudito dirigido a un público completamente especializado…solamente que si no se le toma el tono rápido puede resultar aburrido para algunas personas.

El libro lo leí, sin intención, precisamente antes de irme de vacaciones a la ciudad de México, precisamente a visitar las zonas arqueológicas de Teotihuacan, el Museo del Templo Mayor, el Museo de Historia Nacional y el Museo de Antropología Nacional y demás puntos que hicieron que lo que justo acababa de leer tomara una dimensión mucho más cercana a mi experiencia inmediata. Me pasé mucho tiempo del viaje pensando lo que había leído, lo que significaba o simplemente meditando en esa parte de la historia de nuestro país, lo que le dio un toque muy especial a la lectura.

A estas alturas supongo que ya dedujeron que el libro me fascinó y que lo recomiendo mucho y no se equivocan.

Mi ejemplar fue adquirido en la sucursal de Monterrey de las librerías Educal, aunque ya he visto este y los otros tomos de la colección en varias librerías (Gandhi, Fondo de Cultura Económica) y su precio ronda los $300 pesos- 23USD. Una lectura muy recomendable.

[Leído del 6 al 14 de febrero]

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blog abierto a comentarios anónimos, aunque se tiene en alta estima el comentario del usuario identificado. Comentarios contrarios o críticas no serán eliminados a menos que contengan insultos, apología del odio o agresión.